Menú

Cuenta

Carrito

¿Cómo hacer el nudo de la humita?

Sinónimo de elegancia y distinción, la humita de lazo se ha convertido en un ícono atemporal que ha cautivado a importantes personajes a lo largo de la Historia. Desde Abraham Lincoln, pasando por Winston Churchill y hasta James Bond, todos se han rendido ante su nobleza convirtiéndose en fieles embajadores de estilo.

nudo de humita de lazo winston churchill
corbata de humita nudo james bond

Pero, ¿cómo hacer el nudo? Más que una destreza aprendida, el atado de la humita de lazo nos recuerda a un rito mediante el cual dos trozos de tela se transformarán en el mayor símbolo de prestancia al cuello. 

No por nada el famoso escritor británico Oscar Wilde decía: “una corbata bien anudada es el primer paso serio en la vida”.

Tomando como referencia tu pierna, que es la forma más sencilla para iniciarse en este ritual, el oso te acompañará en esta trascendente misión:

Primer paso: cruce simple

Cruzar y anudar ambos lazos de la humita sobre tu muslo. Dejar el lazo derecho apuntando hacia arriba (A) y el izquierdo (B) hacia abajo, unos xx cms más corto.

Segundo paso: ala delantera

Doblar el lazo B hacia la arriba y girar hacia la izquierda justo sobre el cruce del paso anterior. El ala delantera debe quedar en sentido horizontal. Luego, tomar el lazo A y dar una vuelta completa alrededor del centro. Aquí ya puedes ver cómo aparece la silueta del ala delantera de humita.

Tercer paso: ala trasera y ajuste

Juntar ambas puntas del ala delantera al centro: encontrarás un “anillo/túnel” que se forma por los diversos cruces realizados. Atravesar el lazo A hasta la mitad, desde atrás hacia adelante. Ahora, el ala trasera está lista.

Para ajustar el nudo, tirar suavemente de ambos lados de la humita.

Cuarto paso: “el palillo” 

Este paso es opcional. Se usa para mejorar la forma de la humita y dejarla más simétrica. Si no tienes un palillo puedes utilizar un lápiz u otro utensilio de diámetro similar.

Pasar el palillo horizontalmente por el medio de la humita y doblar las alas usándolo como eje. Ajustar el nudo y volver las alas a su forma original.

Tu humita de lazo está lista. 

 

Has dado el primer paso serio en tu vida. 

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en pinterest
Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.